miércoles, 18 de abril de 2018

LA CLASE OBRERA ÚNICA HEREDERA LEGÍTIMA DE LA OBRA DE MARX


“Su nombre vivirá a través de los siglos, y con él su obra”.

Federico Engels

Con motivo del bicentenario del nacimiento de Carlos Marx se están escribiendo miles de artículos, y realizando y programando los más variados eventos. Frente a este gigante de la historia nadie puede ser indiferente y por ello las distintas clases se atrincheran para combatirlo o rescatarlo.

Los burgueses y apologistas de la explotación asalariada en una nueva intentona, por demás infructuosa, de invalidar las teorías que pronostican el hundimiento de su sistema y el advenimiento inevitable del socialismo, primera etapa del comunismo.
En su figura racional [la dialéctica], es un escándalo y un horror para la burguesía, porque abarca en la comprensión positiva de lo existente también y al mismo tiempo la comprensión de su negación, de su ocaso necesario, concibe toda forma devenida en el flujo del movimiento, o sea, también por su lado perecedero, no se deja impresionar por nada y es, por su esencia, crítica y revolucionaria. (Prólogo a la edición de El Capital, 1873).

PRIMERO DE MAYO

¡Un día de solidaridad, de unidad, de lucha internacional de la clase que no tiene nada que perder excepto sus cadenas!

 

¡Ese es el carácter histórico del 1º de Mayo! Internacionalista y Revolucionario, porque en el siglo XIX, miles de obreros de todo el mundo migraban hacia Norteamérica con el ánimo de salir adelante. Movida por las cadenas de la esclavitud asalariada la clase obrera vendía su fuerza de trabajo, siendo testigo del enorme crecimiento y desarrollo de las fuerzas productivas. Pero en el capitalismo la sed de ganancia lleva a la producción anárquica, sin planificación, lo que desató una crisis de sobreproducción que como ahora, fue descargada sobre los obreros.

Lanzados a la calle, humillados por haber producido relativamente más de la cuenta, desgastados por el rigor de la producción que los sometía a largas jornadas de trabajo, millones de obreros sintieron sobre sus espaldas el peso de la crisis, peso que los trabajadores siguen soportando ante las imparables crisis económicas propias del capitalismo, más devastadoras en la actualidad en su etapa superior y última, el imperialismo.

sábado, 14 de abril de 2018

¡ALTO AL GENOCIDIO IMPERIALISTA EN SIRIA!


Los imperialistas de Estados Unidos, Francia y Reino Unido han hecho un bombardeo conjunto sobre Damasco capital de Siria, pretextando el supuesto ataque del ejército sirio con armas químicas en Duma, último reducto en la región de Guta Oriental, de las fuerzas respaldadas militarmente por el imperialismo yanqui que se oponen al régimen de Bashar Al Asad apoyado militarmente por el imperialismo ruso.

¿Se usaron o no armas químicas? ¿Fue un ataque del ejército gubernamental o del ejército rebelde al borde de la derrota en Duma? ¿Es un montaje de los imperialistas yanquis e ingleses para intervenir y contrarrestar el control de Al Asad y sus aliados imperialistas rusos en Guta Oriental? Nada de esto se puede afirmar a ciencia cierta, más cuando la desinformación y la mentira son la pauta de los medios de comunicación imperialistas.

Pero la verdad sí es que la guerra en Siria es una guerra reaccionaria donde los imperialistas principalmente de Estados Unidos y Rusia pujan por el control del territorio, y como toda guerra reaccionaria va revestida de piadosos “motivos altruistas”, sublimes “fines democráticos”, obligadas “cruzadas antiterroristas”, indispensables bombardeos para “destruir las armas químicas” de Bashar Al Asad y así “ayudar, defender y proteger” a la población, cuando siempre son civiles las víctimas de las bombas, de las masacres y genocidios jamás presentados por los medios imperialistas.
¡Las prédicas imperialistas en defensa de los pueblos inocentes son siempre campañas mentirosas! ¡Todos los imperialistas son enemigos a muerte de los pueblos del mundo! Sus bombas y despliegue militar en Siria realmente persiguen además de posiciones estratégicas para una guerra mundial, la rapiña del petróleo abundante en esa zona del planeta.

viernes, 13 de abril de 2018

NUEVA FASE EN LA RESISTENCIA DE AFRÍN


Para información de nuestros lectores, reproducimos con pequeñas correcciones que no cambian el contenido, un artículo del Boletín Internacional No. 185 de abril de 2018 del Partido Comunista Marxista Leninista Turquía/Kurdistán – MLKP, donde exponen las nuevas condiciones en que se desenvuelve la resistencia del pueblo kurdo, luego de que sus fuerzas debieran retirarse ante la ofensiva de las tropas turcas. El análisis de la perspectiva en la región no compromete la posición de Revolución Obrera.


La resistencia histórica de Afrín aún continúa. Su fortaleza provocó muchos incidentes que pueden alterar muchas cuentas en las regiones desde su inicio el 20 de enero. Era obvio por la integridad de los pueblos con la vanguardia de la resistencia que un ejemplo como que el ejército turco tomara Cerablus en un día o que Hashdi Shabi entrara en Kirkuk en un día no hubiera sucedido en Afrín. Y después de una intensa resistencia de dos meses, las fuerzas de la libertad lideradas por YPG [Unidades de Protección Popular] se retiraron del centro de la ciudad de Afrín. Cientos de miles de civiles migraron en dos días a Tel Rifat y la región de Shahba, donde pasaron a la nueva fase de la resistencia. Con esta maniobra, las vidas de cientos de miles de civiles, entre los que se encuentran los refugiados de otras partes de Siria desgarradas por la guerra, están ahora protegidas de los intensos bombardeos y ataques aéreos del ejército turco. Antes de este ataque colonialista, Afrín era un lugar seguro que albergaba a más de 300 mil refugiados sirios. Era una tierra de la revolución de Rojava donde se estaban construyendo las instituciones de auto administración de los pueblos. Ahora, es una tierra donde los jihadistas de Guta e Idlib residen como colonos bajo el asedio colonialista del ejército turco fascista. El saqueo de jihadistas en Afrín ha estado en los medios de todo el mundo.

Además, la FSA [Ejército Libre Sirio] y el ejército turco están torturando a los pocos civiles que se quedaron en la ciudad, imponiendo el Islam con fuerza y tratando de aniquilar sus identidades mediante ejecuciones y violaciones. Esto es lo que sucedería si Afrín no se vaciara: limpieza étnica. Con el precio de sus cientos de combatientes mártires y miles de heridos, la resistencia en Afrín no dio respiro a los invasores fascistas a pesar de su poder de fuego y su superioridad militar. Pero acercarse a sus límites, para mantener la resistencia y evitar una gran destrucción de la ciudad, era necesario un cambio táctico. Aunque parece una decisión inmediata, corresponde al curso de dos meses de eventos. En un proceso en el que Rusia abrió el espacio aéreo y dejó que los ataques aéreos fueran un factor decisivo, se rompió este efecto. La incapacidad de la presión internacional para detener las masacres del Estado turco durante estos dos meses es la razón por la cual esta decisión no se tomó al principio. Se muestra que las tierras de la revolución no son fáciles de atrapar al asumir un precio audaz.

¡Apoyar la Gira del Trueno de Primavera!



Revolución Obrera respalda la Gira del Trueno de Primavera (Spring Thunder Tour) en solidaridad internacionalista con la Guerra Popular que libran los obreros y campesinos en la India.
Esta es una campaña convocada por el Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India – CIAGPI que comenzará en mayo y continuará durante el resto del año; se efectuará de diversa forma y en varios países de Europa. Para adhesión e información comunicarse con: csgpindia@gmail.com

¿Por qué es importante apoyar la Gira del Trueno de Primavera? (Spring Thunder Tour)

Comunicado del Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India


La Guerra Popular en la India se está intensificando día a día, dirigida por el Partido Comunista de la India Maoísta, que involucra y cuenta con el apoyo de millones de campesinos pobres, mujeres, masas de los intocables, y controla ahora cerca de diez Estados de la Confederación de la India.
Es una Guerra Popular contra la pobreza y la explotación capitalista y feudal, en las regiones donde son más agudas las contradicciones creadas por el turbulento desarrollo del saqueo de recursos, de la opresión de casta y de la explotación, por el capital indio vinculado al imperialismo.

Las masas de la India, dirigidas por el Partido Comunista de la India Maoísta, están escribiendo una importante página histórica de la lucha de clases en el mundo actual.

El desarrollo de la Guerra Popular en la India confirma que la tendencia principal en el mundo hoy es la revolución y que el maoísmo juega el papel de vanguardia y liderazgo en la nueva gran ola de la revolución mundial contra el imperialismo en crisis.

El proletariado mundial sabe que el avance de la Guerra Popular en la India pone en duda no sólo el equilibrio de poder en la región del Sudeste Asiático, sino también el del sistema imperialista mundial.

El Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular lanza una gran campaña internacional, la Gira del Trueno de Primavera (Spring Thunder Tour), que se desarrollará en la mayor parte de los países de Europa en diferentes formas.

Esta Gira es y debe ser la expresión del internacionalismo proletario y del avance de la unidad del proletariado internacional, de los revolucionarios, las fuerzas democráticas y las naciones y los pueblos oprimidos del mundo.

COMITÉ INTERNACIONAL DE APOYO A LA GUERRA POPULAR EN LA INDIA
csgpindia@gmail.com
Marzo de 2018

miércoles, 11 de abril de 2018

¡FUERA IMPERIALISTAS Y SIONISTAS DE PALESTINA!




La terrible situación del pueblo palestino confinado y bloqueado por el Estado sionista de Israel y el repudio al reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel por el monigote Donald Trump hace unos meses, desencadenaron un nuevo levantamiento en la Franja de Gaza. Se trata de la Gran Marcha del Retorno iniciada el 30 de marzo y que según sus organizadores se prolongará hasta el 14 de mayo, cuando se cumple el 70 aniversario de la fundación del Estado de Israel por acuerdo de la ONU.

En las movilizaciones del 30 de marzo y 7 de abril fueron asesinados más de 30 manifestantes y heridos más de 2000 por las balas del genocida ejército israelí con el vil y trillado pretexto de defenderse.

Lo que está ocurriendo en Gaza confirma lo dicho en este medio en varias ocasiones; por eso, más que los detalles de los hechos recientes y por todos conocidos, queremos presentar a nuestros lectores aspectos de lo que está en el fondo de ellos y publicados en Revolución Obrera.

¡IMPERIALISTAS Y SIONISTAS SON LOS TERRORISTAS!


¡CINISMO IMPERIALISTA!, es el expresado en la impúdica posición de los imperialistas de Estados Unidos y de Europa, de considerar que “Israel tiene derecho a defenderse”, cuando siempre a lo largo de 60 años, ha sido ese Estado Sionista el agresor, el invasor, el asesino, el opresor colonial del Pueblo Palestino, cuya causa sí justifica resistencia y rebelión por el derecho a vivir en su territorio, a liberarse de la opresión imperialista sionista y a existir como Estado independiente.

¡HIPOCRESÍA IMPERIALISTA!, manifiesta en la diplomacia de la burguesía de los demás países imperialistas como Rusia y China, y de las clases dominantes burguesas y terratenientes lacayas en los países oprimidos, incluidos los árabes, que apenas consideran “desproporcionadas” las operaciones militares de Israel, y se limitan a proponer o votar “resoluciones de condena” en la ONU, organización al servicio de los intereses imperialistas, que no son otros que oprimir y explotar a los pueblos del mundo. Que desde 1968 el Estado sionista de Israel haya ignorado 32 resoluciones del Consejo de Seguridad y no haya pasado nada, indica que la ONU solo ha servido para revestir de impunidad sus crímenes de guerra, porque en este caso Israel es un ejecutor de los crímenes imperialistas en esta zona.

UNA INSURRECCIÓN POPULAR SIN DIRECCIÓN REVOLUCIONARIA

A Propósito del 9 de Abril de 1948
Oleo “9 de Abril” del artista colombiano Alipio Jaramillo


Hoy se cumple el 70 aniversario de la insurrección popular conocida en Colombia como El Bogotazo, cuya experiencia sigue siendo fuente de aprendizaje, no solo en cuanto a la necesidad de un auténtico Partido Comunista para preparar y dirigir con acierto esta forma de la Guerra Popular que debe conducir al proletariado y al pueblo colombiano a la victoria sobre sus enemigos; sino además respecto a la necesidad de rechazar los cánticos pacifistas de los reformistas y oportunistas que hoy respaldan los acuerdos de la supuesta paz entre los jefes arrepentidos de las guerrillas y las clases dominantes colombianas.

El 9 de abril reafirmó el carácter reaccionario de toda la burguesía colombiana y su contubernio con los terratenientes e imperialistas; fue un mentís a los oportunistas que han soñado con una supuesta burguesía nacional antiimperialista y revolucionaria, y hoy, a pesar de los hechos históricos, esos jefes oportunistas como los del falso Partido Comunista Colombiano y del Moir hacen migas en sus coaliciones electoreras con los asesinos del pueblo, engañando una vez más a los trabajadores y distrayéndolos de su tarea histórica. El proletariado en alianza con el campesinado deberán derribar con la insurrección armada a las clases dominantes y para ello necesitan de un Partido Comunista Revolucionario, tarea central de los obreros conscientes e intelectuales revolucionarios.

Con tal motivo reproducimos un artículo publicado en el número 312 de Revolución Obrera en el año 2015 con el título 9 de abril de 1948: Insurrección Popular sin Dirección Revolucionaria.


El régimen conservador de Mariano Ospina Pérez, desde 1946 consolidó el poderío de los explotadores en el campo, impulsando el terrorismo de Estado en la zona cafetera con el propósito de expropiar violentamente a los campesinos que habitaban dichas tierras; así las masas llegan a las ciudades y el odio contra el régimen se acrecienta. En este contexto político estalla El Bogotazo del 9 de abril de 1948, insurrección de las masas armadas contra la violencia oficial. A partir de entonces se atiza la sanguinaria guerra del Estado contra el pueblo y la resistencia guerrillera de los campesinos. Fue una guerra con disfraz de lucha entre conservadores y liberales, pero en realidad, guerra reaccionaria contra el pueblo en disputa interburguesa por la renta extraordinaria de las tierras cafeteras y por satisfacer la demanda de fuerza de trabajo exigida por el auge industrial desde 1945. Esa guerra reaccionaria se extendió por 10 años más, hasta 1958, dejando a su paso 300 mil muertos y más de 2 millones de desplazados. Fue la época conocida vulgarmente como la “Violencia liberal conservadora”.